Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 48 el 09.06.17 2:35.
Alecto I. Carrow
Fundadora
Perfil # MP
Roman Rosier
Administrador
Perfil # MP
James Potter
Administrador
Perfil # MP
Abigail Turner
Administradora
Perfil # MP
Kiara A. Radson
Moderadora
Perfil # MP
Gabriella S. Cooper
Moderadora
Perfil # MP


--

Almos ImmortalRol Anatomia de GreyEl ultimo cosmos Teen Wolf RPG Protego MaximaLos VengadoresImperiusHogwarts ImperiusHogwartsPhotobucket


Londres está pasando por sus meses otoñales. La temperatura es más helada y el viento a comenzado a hacerse notar por todos lados. Temporalmente hablando, nos encontramos en el periodo Septiembre-Noviembre, las clases en el colegio Hogwarts han comenzado ya.
Ambientación
Año 1996 {Futuro}
Lord Voldemort a reunido a un selecto grupo de jóvenes mortífagos no marcados, quienes tienen la misión de viajar al pasado para impedir el nacimiento de "El Elegido" y de cualquiera que actualmente interfiera en sus planes, lo que incluye a Neville Longbottom, los hermanos Weasley, Harry Potter, todos esos mocosos insoportables. Albus Dumbledore se ha enterado de todo ello gracias a su fuente secreta. Contacta con un viejo conocido, Christopher Lam, para pedirle a un grupo especial que sabe podrán estar en esa misión sin retorno... Estos chicos deberán impedir que los enviados por Voldemort cumplan con su misión.

Presente 1975
Los Merodeadores y Cía comienzan su sexto año de colegio, sin embargo algo extraño ocurre. El día en que deben abordar el tren, se dan cuenta de que hay personas que nunca antes habían visto. "Estudiantes de intercambio" dicen los rumores, rumores no tan alejados de la realidad. Extraños personajes comienzan a acercarse a nuestros protagonistas, rencillas escolares, oscuros entrenamientos, discusiones de sangre, pero sobretodo, misiones que deberán ser cumplidas a como de lugar. ¿Podrá la historia dar un vuelco y cambiar? ¿Qué ocurrirá con el futuro que ya conocemos? Las cosas en Hogwarts nunca han sido más anormales... Invitado , ¿Quieres ser parte de este cambio en la historia?
Este Skin ha sido diseñado en su totalidad por Sylver. El contenido es obra de la administración de #OrdenMerodeadora. Idea original es de #AlectoI.Carrow. Diseño gráfico realizado por #Carrie y #Mikayla. Tablilla de relaciones es obra de Niza Tablilla de Ficha creada por Aristos Achaion NACISTE ORIGINAL, NO MUERAS COMO UNA ASQUEROSA COPIA.
Slytherin
Ravenclaw
Gryffindor
Hufflepuff
Aurores
Mortifagos

Us and Them [Bellatrix Black]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Us and Them [Bellatrix Black]

Mensaje por Invitado el 23.05.14 7:12

Es pasada la medianoche, la hora perfecta para no ser molestado y para poder llevar adelante ciertos asuntos que no puedo manejar a la luz del día. Siempre hay demasiados ojos observando. Pero cuando cae el crepúsculo, ningún alma se asoma por el castillo, a excepción del celador. Pequeño e insignificante squib, que entró a trabajar hace dos años gracias a la amabilidad de Dumbledore. Él y su gata son el dúo que más detestan los alumnos del colegio, y la verdad no los culpo, es insoportable. Me permite jugar mejor mi papel de profesor encantador y divertido que siempre les da una mano a los pobres chicos a los que se les priva de sus libertades y derechos de adolescentes. Supongo que debería agradecérselo... pero no lo hago. No me gustan los squib. Son peores que los muggles. Al menos éstos tienen la decencia de no deshonrar a los magos al nacer sin ningún don. Ansío verlos aplastados cuando comience el nuevo orden mundial, borrados de la faz de la Tierra. O esclavizados, tal vez. Merecen un destino peor que los muggles.

De todos modos, Argus Filch no es un problema ahora mismo. Suele tenerle mucho respeto a los profesores, y para distraer a su gatita tengo a mi buen Ikol, un Kneazle de ojos grises, sumamente inteligente y tan manipulador como yo. Él me acompaña ahora, en mi recorrido por el séptimo piso en dirección de la lechucería. Hay un importante mensaje que debo enviar a mi contacto dentro del círculo interno de Lord Voldemort, para que se lo retransmita a nuestro Señor. Debido a que no he sido señalado con la Marca Tenebrosa, hay algunos (los pocos que están al tanto de mi misión) que no me consideran un verdadero mortífago. Eso es porque son estúpidos. Si me paseara con semejante marca en el antebrazo ante las narices de Dumbledore, sería lo mismo que firmar mi propia sentencia a Azkaban. Por suerte, Voldemort no es como la mayoría de su séquito, y sabe que mi trabajo es invaluable... el tiempo que continúe haciéndolo. Y eso será por lo menos durante un año. Después veré qué ocupación quiera asignarme. Lo único seguro es que sólo bajo su liderazgo encontraremos la paz y el equilibrio que los magos y brujas hemos estado esperando por tanto tiempo. Es hora de dominar el mundo que nos corresponde por derecho.

Al cruzar el umbral de la puerta de la lechucería, me detengo un momento para cerciorarme de que no haya nadie. Tras esto, dejo a Ikol custodiando la entrada y me dirijo al fondo de la estancia. Hay una lechuza gris aquí que suelo utilizar para enviar mis mensajes, una confiable y segura. Podría usar otros medios de comunicación menos obvios, sí... pero el camino impredecible es, generalmente, el más aconsejable. ¿Quién esperaría de verdad que un mortífago espía enviara cartas desde el mismísimo castillo de Hogwarts? Ato la carta a la pata de la lechuza, y el animal sale volando hacia el cielo estrellado, perdiéndose detrás de unas montañas. Justo en ese momento, escucho un sonido detrás de mí, y me doy la vuelta con lentitud...

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Us and Them [Bellatrix Black]

Mensaje por Invitado el 25.05.14 23:24

Si Bella no fuera una prefecta, andaría por el castillo a sus anchas de igual forma que lo estaba haciendo en estos momentos. Dudaba mucho de que algún alumno se atreviera a hacerle frente, quizás sólo su detestable primo. Por lo que la castaña no tenía problema alguno cuando tenía algún cometido que llevar a cabo o simplemente se aburría en su sala común de las mazmorras. Éste último era el que la gobernaba en estos momentos. Se aburría, y sabía que no podía hacer nada de lo que realmente la divertía. Se sentía un poco frustrada por tener que permanecer en su lugar, y comportarse sin hacer revuelos ni llamar la atención. Eso era prácticamente algo imposible de pedir a una Black como ella, pero por su Señor hacía lo que fuese, aunque esto le costara la diversión.  Estaba siendo algo encarcelada en Hogwarts, teniendo que actuar sabiendo que el Director seguiría sus pasos. Pero estaba bastante orgullosa de estar lográndolo casi a la perfección, y nadie podía decir lo contrario. Quería ser la favorita de Voldemort a toda costa, y usaría todos los medios que estuvieran a su alcance para lograrlo.

Había decidido dar un paseo, y sus pies la habían llevado a subir de dos en dos los escalones de una de las torres más altas. Claramente no era la habitada por aquellos asquerosos y aborrecedores Gryffindor; sino la lechucería. Quizás podría aprovechar y enviarle una carta a su padre, aunque no había subido ni pluma ni pergaminos, y tampoco tenía ganas de escribir o pensar. Se encogió de hombros ante sus propios pensamientos, antes de detenerse de golpe. Un animal, con aspecto físico de gato, se encontraba de pie en el umbral de la sala de lechuzas. Pero Bellatriz sabía que no se trataba de un gato, sino de un kneazle. Eso, sin duda alguna, quería decir que ya había alguien dentro. Y si se trataba de un estudiante, estaba rompiendo las reglas; la ojiazul se divertiría con ello, mucho. Aunque si se trataba de un adulto, la que podía estar en problemas en pocos segundos sería ella. Pero la joven era alguien que no conocía la palabra miedo, ni ningún sinónimo de la familia. No se echaría atrás, mucho menos bajaría la cabeza y volvería a  las mazmorras a dormir.

Sin mucho esfuerzo, sorteó al animal y penetró en la torre. La oscuridad reinante lo le permitía distinguir demasiado dentro, pero sí podía ver una silueta recortada contra el cielo. Que justo en aquellos momentos se daba vuelta hacia su dirección. Sin duda alguna, había escuchado sus pasos, a pesar de que había intentado ser lo más silenciosa posible. Se mordisqueó el labio, preparándose para lo que tuviera que soportar.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.